La Inspección Técnica de Vehículos, conocida como ITV, se trata de un control técnico al que cada cierto tiempo deben acudir quienes tengan un vehículo en España. Al pasar la ITV del coche se comprueba que el mismo cumple con las normas de seguridad y las emisiones contaminantes.

Es por ello que, si es el momento de acudir a tu primera revisión, en autoescuela en Málaga tenemos toda la información que necesitas para aprobar este proceso obligatorio.

¿Por qué es obligatorio acudir a la ITV?

Esta inspección tiene la función de asegurar que tu vehículo cumple con ciertas condiciones de seguridad por encima de los mínimos establecidos. Es decir que aquí no vale llegar con las mínimas condiciones.

Por tanto, la ITV no solo se trata de un proceso obligatorio, sino que es absolutamente recomendable para garantizar condiciones de funcionamiento y seguridad en las carreteras del país. Debido a esto, los propietarios de coches nuevos tienen que pasar la ITV por primera vez a los cuatro años desde la matriculación y cada dos años a partir de ese momento.

Por otra parte, si tu vehículo tiene 10 años de antigüedad debes pasar la ITV anualmente. Debido a esto, son millones de españoles los que cada año acuden a dicha revisión.

¿Cómo pasar la ITV de forma satisfactoria?

Pasar la ITV es realmente un trámite muy sencillo cuando se trata de personas responsables. Es decir, para asegurar la aprobación en el primer intento debes procurar conservar un buen estado general del automóvil.

Además de ello, debes tener a disposición y en regla todos los papeles que se exigen. También es importante llevarlos a la inspección técnica, donde se incluye la tarjeta de inspección técnica. Cabe destacar que si la revisión es periódica se exige la tarjeta de Inspección Técnica de Vehículos y permiso de circulación.

¿Cuáles son los principales factores que se consideran en la ITV?

En una ITV las autoridades pertinentes comprueban principalmente los datos del vehículo como la marca, modelo, matrícula y el número de bastidor. En cuanto a la revisión exterior toman en cuenta los espejos retrovisores, lunas, ventanillas y placa de matrícula.

Adicional a esto, también consideran el estado de la carrocería, así como en los bajos del coche. Incluso se fijan en la señalización y alumbrado, es decir en la situación de las luces, los intermitentes, luces de freno e igualmente, verifican la marcha atrás.

Igualmente debes asegurarte de tener en perfecto estado el circuito de frenos, la dirección, la suspensión, los ejes, así como el motor y transmisión.

¿Qué sucede cuando se rechaza la ITV?

Si no logras pasar la ITV debido a fallas en algunos de los factores mencionados arriba, estos deben corregirse en un taller. Para ello dispones de dos meses para efectuar estos arreglos y regresar a realizar la inspección del vehículo de nuevo.

Como ves no es difícil pasar la ITV, si deseas obtener mayor asesoramiento sobre el tema no dudes en contactar con Autoescuela Málaga, contamos con la experiencia y profesores adecuados para ti. 

Abrir chat
1
Hola,

¿En que podemos ayudarte?